MUI PASSIV


La diferencia entre un buen edificio y un mal edificio no está en el coste. Está fundamentalmente en la inquietud, el conocimiento y la determinación por hacer las cosas MUI  bien.